Hellfire Academy

Abiertos a un 75 %, ¡Foro Abierto!
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Mejores posteadores
Anelisse Lyra Halliwell (586)
 
Tessa Gray (390)
 
Samantha Miller (385)
 
Kallia di Marcone (360)
 
Valerie Rousseau (349)
 
Ewan A. Destiny (327)
 
Rachel Way (211)
 
Alexandra Dobrev (206)
 
Meravelle Solèy (189)
 
Neftali de Moctezuma (173)
 
Últimos temas
» Dirigiendonos a clase [Rachel]
Miér Jun 22, 2011 1:25 pm por Anelisse Lyra Halliwell

» Tocando un poco [Rachel]
Jue Jun 02, 2011 7:40 pm por Samantha Miller

» 10 post antes que un chico
Dom Mayo 29, 2011 1:37 pm por Samantha Miller

» adios gente bonita!!!
Dom Mayo 29, 2011 1:35 pm por Samantha Miller

» Yo mataría a...Porque...
Dom Mayo 29, 2011 6:19 am por Abbie Rybak

» Confesionario
Dom Mayo 29, 2011 6:18 am por Abbie Rybak

» Aburrimiento(libre)
Lun Mayo 09, 2011 3:33 am por Abbie Rybak

» Palabras encadenadas
Dom Mayo 08, 2011 1:40 am por Abbie Rybak

» Expresa tu estado de ánimo con un emoticono
Dom Mayo 08, 2011 1:40 am por Abbie Rybak

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Foros Hermanos
Afiliados Vip
Afiliados

Comparte | 
 

 Encuentros aleatorios

Ir abajo 
AutorMensaje
Neftali de Moctezuma
Estudiante de Yellow Fire
avatar

Humor : neutral
Empleo /Ocio : música y leer son mi mayores pasiones
Localización : donde me manden
Mensajes : 173
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/03/2011

MensajeTema: Encuentros aleatorios   Dom Abr 03, 2011 9:00 pm

ESTE FIC LO EMPESE A ESCRIBIR HACE COMO 3 AÑOS EN UN CUADERNO AHORA POR PRIMERA VES LO MOSTRARE EN LINEA A VER QUE OPINAN CUAL QUIER SUGERENCIA, COMENTARIO O CRITICA SERA IEN RESIVIDA

SINOPSIS

EL DESDE HACE MUCHO CAMINA EN EL MUNDO PERO CUANDO PERDIO A SU FAMILIA Y TODOS LOS QUE ALGUNA VES AMO BUSCO EN EL MUNDO GENTE QUE SIGUIERA CAMINANDO CUANDO EL YA NO ESTE POR AQUI. POR QUE ELLOS CADA VES CONTROLAN MAS LOS MUNDOS DONDE AVITA EL, TU, YO, ELLOS Y LOS QUE NADIE CONOCE.

PROLOGO

-Así que, ¿Sarah cómo fue tu verano?-me pregunto Anna detrás de la barra lavando unas tasas de café.

Oh rayos temía que preguntara eso. Anna es mi mejor amiga desde que entre a la universidad para estudiar Administración hace un año. La conocí cuando entre a trabajar en el café de la universidad para ayudar con mis gastos ya que la beca, aunque era una gran ayuda no alcanzaba para cubrir todos mis gastos.

-Bien-le contesto queriendo cambiar de tema rápidamente y evitando su mirada a toda costa que siento en la parte trasera de mi cráneo mientras finjo limpiar algunas mesas.

Anna me da una de sus famosas miradas las que solo hace cuando no cree ni un poco lo que le acabas de decir-vamos chica tienes que ser un poco más específica-

La verdad no se ni por donde empezar mi verano comenzó bien regrese a casa de mis padres para pasar unas tranquilas vacaciones lejos de trabajar sin parar en el café y universidad, incluso salí con un chico el más lindo cuando asistía a la preparatoria. Al principio no podía creer que me haya invitado a salir es decir no es que sea fea o anti social pero cuando lo hiso me volví a sentir tan tonta como la primera vez que lo vi hace tres años con unos hermosos ojos verdes y una larga melena color castaño se detuvo frente a mí y me dijo buenos días con una sonrisa de en sueño y yo solo pude tartamudear un hola de respuesta mientras me derretía por dentro lo que hiso que fuera el hazme reír de todo el colegio semanas. Al principio fue un perfecto caballero, detallista, cordial en fin parecía sacado de una novela romántica pero al final resulto que solo quería meterse en mis pantalones por una apuesta con sus estúpidos amigos.

Y de todo lo ocurrido no puedo decirle nada a Anna por que créanme la amo como si fuera mi hermana pero no es algo que quiera decir en voz alta lo ocurrido en mi verano. Por qué vamos ella parecía sacada de una revista de modelaje era la típica rubia con piernas largas y un cuerpo de modelo que podría conseguir a cualquier chico sin problemas, de echo tiene un novio que es unos de los hombres más deseados en todo el campus "Jack", es todo una activista del medio ambiente estudiante de derecho que sueña con detener a las según el malvadas corporaciones transnacionales.
No es que no confié en ella por qué pesar de haber sido una verdadera arpía en la preparatoria ya saben la mala de una película de adolecentes típica, ya no es ni la sombra que era. No habla mucho de lo que paso entre su familia y ella hace 3 años solo se por lo poco que dice que al no querer comprometerse con un chico al cual su familia escogió para ser su esposo (pueden creer que aun existan familia que hagan eso) prácticamente la expulsaron de sus vidas como si nunca hubiera nacido no me explico que familia le haría eso a su hija pero desde ese momento ella cambio completamente se fue a vivir con su abuela a las afueras del campus una señora muy amable pero muy extraña debo admitir pero desde que la conocí en el café me di cuenta de que no era para nada lo que parecía casi al instante nos convertimos en casi hermanas.

-Bueno está bien la verdad fue un buen verano conocí a un chico de en sueño y salimos unas pocas veces pero no fue nada serio- le dijo con mi mejor sonrisa falsa que puedo poner la que utilizaba cunando mi padrastro preparaba la cena le decía que estaba deliciosa aunque cada cucharada fuera como meter carbón en mi boca. Es un tipo genial que me trata como si fuera su hija pero dios cocina horible.

Anna se queda callada por unos momentos depositando las tasas en sus lugar y simplemente mirándome hasta que dice -¿sabes que tu mama me llamo hace dos días diciendo que cuidara de ti por lo que ocurrió con aquel chico en tu pueblo verdad?-

Esas palabras fueron las últimas que le esperaba que salieran de su boca fueron como un fuerte golpe en la boca de mi estómago –¿Qué? – fue todo lo que pude decir mientras recuperaba el aliento,

-Ven aquí Sarah-dijo mientras atravesaba la barra y me daba un fuerte abraso de hermana mayor preocupada. La verdad no sabía cómo reaccionar a lo que me dijo como pudo creer mi madre que sería buena idea contarle lo que paso a Anna sé que sus intenciones fueron buenas pero ya no soy una niña puedo cuidarme ya tengo 18 años por el amor de dios.

-Chica porque no me contaste lo que paso en cuanto ocurrió sabes que hubiera ido inmediatamente contigo-no tengo dudas de que lo hubiera hecho y hubiera sido genial un hombro en el cual llorar pero no se lo dije por - y conseguir unos cuantos amigos para romperle las piernas a ese estúpido chico- si por esa razón verán Anna puede ser la persona más pacífica del mundo pero si alguien le hace algún mal a ella o sus amigos es demasiado vengativa unos de sus malos hábitos de la preparatoria .A un recuerdan todos nuestros amigos lo que le hiso a un gorila de fraternidad cuando intento propasarse con nuestra amiga Lucy solo digamos que no volvió a acercarse a una chica nunca más.

-Créeme lo sé pero no quería causarte problemas debías cuidar a tu abuela este verano- le digo rompiendo el abraso.

-Buenos días jóvenes empresarias del café- Por suerte para mí en ese momento entro Lucy en el café ella es una chica algo pequeña, alegre como nadie, con gafas y un pelo que casi siempre era un lio en la mañana pero una verdadero genio ella es estudiante de genética y la protegida de la mitad de los profesores en la universidad.

-Me extrañaron este verano-dijo con su alegría de todos los días y una sonrisa que era diga de un comercial de Colgate. Mientras nos abrasaba a ambas como si nos hubiera visto en años.

-Es genial verte come libros- dijo Anna mientras se dirigía a la cocina

-También a ti reina del baile – le respondió Lucy con una inmensa sonrisa en su rostro

-Así que ¿te sirvo algo ratón de biblioteca?- dijo Anna preparando un café expreso doble antes de que siquiera Lucy pudiera contestar.

-Lo de siempre Barbie- dijo mientras sacaba un montón de libros y los esparcía por toda la barra del café.

-Ah es bueno que aun sepas como molestarme Lucy – contesto al poner su café frente a ella con una amplia sonrisa

La forma de en qué se llevan esas dos siempre ha sido algo extraño para mí por que actúan como la mitad del tiempo como enemigas mortales y la otra como uña y carne, me tardo unos cuantos mese acostumbrarme a su forma de ser entre ellas, si no las conociera tan bien me creería todo lo que se dicen entre ellas.

-Asi que ¿como estuvo su verano chicas ocurrio algo hemosionante?

-Si algo asi- digo antes de que Anna le empeso a contar como fue mi verano y recibir la mirada de la lasima de Lucy

-Dios lo siento, Sarah ese tipo es un verdadero patan-

-Por esta ves estoy de acuerdo con Lucy. Pero no te preocupes tengo la solucion-oh no a qui vamos conosco esa mirada me voya arrepentir de esto-Lo que tu necesitas es salir y conocer unos chicos desentes dejame hacer unas llamadas estoy segura que Jack debe conocer algunos galanes que deben ser verdaderos caballeros en la facultad de derecho-si lo sabia voy a lamentar aver salido de la cama hoy.

Estoy segura que su intenccion es buena pero la verdad no me siento de animos para conocer a nadie y mucho menos en una sita a ciegas

-De verdad lo aprecio Anna pero no estoy de humor para-no puedo terminar de hablar por que Lucy comiensa a hablar

-Barbie tiene razon esta ves Sarah tu nesecitas conocer algun chicos yo tambien conosco unos cuantos chicos lindos que valen mucho la pena conocer dejame tambien aser unas llamadas-oh no Lucy tu tambien este tiene que se un evento historico por primera ves estan de acuerdo en algo estaria muy feliz si no fuera por que yo soy la que va a sufrir las consecuencias de su plan bien intecionado pero seguramente desastroso para mi.
Volver arriba Ir abajo
Neftali de Moctezuma
Estudiante de Yellow Fire
avatar

Humor : neutral
Empleo /Ocio : música y leer son mi mayores pasiones
Localización : donde me manden
Mensajes : 173
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/03/2011

MensajeTema: Capitulo 1   Dom Abr 03, 2011 9:01 pm

CAPÍTULO 1
LA NIÑA QUE ODIABA LA LUNA

HACE UN MES

Uno no puede escapar de lo que es o eso es lo que mi madre solía decirme. Desde que puedo recordar la luna llena me mantiene despierta por las noches, me hace sentir como si hirviera por dentro. Desde hace mucho todas las personas del pueblo evitaban a toda costa tratar con mi familia. Antes cuando mi padre vivía todo era tranquilo aquí había muchos de nosotros y podíamos vivir en paz con la gente normal del pueblo, por que las leyes eran respetadas al pie de la letra: nosotros no cazábamos humanos nunca y ellos nos dejaban en paz. Incluso los niños podían asistir a la escuela juntos sin ningún problema mientras respetáramos las normas que eran difíciles de seguir pero hacían que todo funcionara bien como lo venía haciendo desde que se fundó el pueblo hace 200 años.
Nuestras casas se encontraban en las afueras donde toda la manada vivía. Era un lugar tranquilo donde generalmente solo había de los nuestros pero en raras ocasiones algunos de los miembros de la manada decidían hacerse parejas de humanos por lo que había unos cuantos. Esos eran casos muy raros porque la gente normal no puede soporta la idea de que existamos la mayoría de las veces. Pero había unos pocos en los que a pesar de eso lograban estar juntos como el hermano de mi padre. Que para poder estar con su pareja se fue a vivir con otra manada a un pueblo en las montañas. Eso es algo que nunca logre comprender, porque algunos de nosotros decidirían hacerse pareja de un humano, eso es algo ilógico a mi forma de ver el mundo. No es una práctica común pero no es mal vista por la mayoría de clanes. En cuanto a mi tío no lo he visto muchas veces desde que se fue pero la última vez que lo vi tenía 6 años era muy feliz tenía un hijo de 10 años, trabajaba como profesor de educación física y estaba felizmente casado. Aunque lo odie por no estar con papa cuando murió.
Según las historias que se cuentan de nuestros orígenes, el espíritu de la luna bajo a caminar a la tierra curiosa, porque el hombre apareció por primera vez en el mundo. Estaba maravillada y horrorizada por lo extraño que era el hombre para el mundo. Amaba la forma en la que protegían a los suyos y odiaba como se mataban entre ellos sin sentido por cosas sin valor. Hasta como en toda historia para niños se enamoró de un guerrero humano que encontró protegiendo a unos niños de una manada de lobos, que al saber el guerrero que no podía con todos decidió dejarse comer por los lobos para salvar a los niños o algo así, no recuerdo bien la historia, ha pasado mucho tiempo desde que la escuche por ultima ves. Además solo es un cuento para calmar a los niños, total el espíritu de la luna conmovida por su sacrificio en el último minuto antes de morir decidió salvarlo y entregarse a el toda la noche porque se enamoró de él y quería saber cómo era amar un humano antes de volver a ser parte de la luna (no me miren de esa forma, así es como es la historia yo no la escribí, bueno sigamos) de su unión nació la primera de nosotros que camino en el mundo desde entonces le cantamos a la luna todas noches nuestro cariño hacia ella pidiéndole que proteja a nuestra manada. Pero hace mucho que no creo en nada de eso.
Mi padre era un hombre que siempre nos enseñó a tener fe en dios, siempre decía que todos éramos hijos de dios y que podíamos vivir en paz. Antes creía eso ahora cada día me es más duro creer en un poder superior.
Antes la manada entera hacía caso de lo que mi padre decía. Era la persona que todos buscaban por consejo o ayuda, incluso las personas del pueblo cuando había problemas entre nosotros y ellos, él era quien encontraba la solución a los conflictos que surgían. Siempre lo admire por eso, la fuerza con la que actuaba y la bondad que mostraba hacia todos. Pero mi felicidad no duraría mucho.
Mi padre murió hace diez años, cuando yo tenía solo siete años y mi hermana Susi diez. Murió cuando fue desafiado por un extranjero que quería el control de la manada. Él nunca había sido desafiado, era el más fuerte que había nacido en nuestra manada en más de cien años.
Cuando el día del duelo llego a todos los menores de dieciséis años no se les permitía estar presentes así que me despedí de él en la caza con mi hermana mientras esperábamos asustadas en nuestra cama su regreso. Aún recuerdo lo que nos dijo ese día.
-Todo estará bien regresare antes de que duerman-dijo con la misma vos tranquila que hacía que se alejaran las pesadillas de Susi. Mientras nosotros lo abrasábamos con todas nuestras fuerzas sin querer soltarlo nunca pero al final tuvimos que hacerlo.
-Volveré antes de que me extrañes Rose-le susurro a mi madre antes de besarla con tanto cariño que a esa edad estaba segura de que si seguían los labios le sangrarían. Mientras colocaba sus dedos en la larga melena rubia de mamá.
-Más te vale que regreses Arthur- dijo mi madre al borde de las lágrimas que eran perfectamente visibles en sus ojos azules aunque intentó ocultarlas a mi hermana y a mí.
Con un último abraso mi padre se dirigió al lugar donde el duelo se llevaría a cabo. Lo que paso después solo lo sé por lo que los demás miembros de la manada nos pudieron decir. Mi padre murió rápido, ni siquiera supo lo que pasaba hasta que fue demasiado tarde, el otro hombre era demasiado fuerte y pudo acabar con su vida sin esfuerzo. Cuando nos enteramos de que murió las tres lloramos durante semanas sin salir de casa.
No pasó ni un día desde que mi padre murió cuando comenzaron los problemas. El extraño se fue como vino sin que nadie supiera nada de él. Pero no se fue sin hacer de las suyas la misma noche que mató a mi papa. Para celebrar su victoria atacó a un grupo de estudiantes matándolos a todos, menos a una chica que al dar la noticia hiso que la gente del pueblo comenzara a matarnos sin descanso. Se nos prohibió ir al pueblo o nos matarían sin piedad.
Todo fue de mal en peor a partir de ese momento. Algunos miembros de la manada fueron asesinados por las personas del pueblo, otros se fueron del pueblo hasta que solo quedamos mi mama, hermana y yo viviendo rodeadas de casas completamente abandonadas.
Cuando tenía doce años, mamá puso en la piel de mi brazo derecho una cruz con hilo, era hilo común de pesca bañado en plata fundida. Dolió tanto que creí que moriría pero sirvió para tener al lobo dentro de mí a raya. Aunque me dolía todo el tiempo incluso ahora pero por suerte he aprendido a vivir con el dolor aunque los primeros días lloraba de dolor todo el tiempo.
Una vez cuando tenía cuando años él logro salir, no recuerdo lo que hice pero desperté con el sabor a sangre en mi boca y el cuerpo de un venado muerdo a mi lado. En ese momento estaba furiosa con Dios por haber creado criaturas como nosotros en el mundo y por haber permitido que mi padre muriera.
Después de eso mamá no me dejó salir mucho. De cualquier forma prefería mi propia compañía en el bosque sola mientras corría tratando de olvidar todo en mi forma de lobo. Era un hábito que tenía, todas las noches salir a correr sola. Mi hermana intento acompañarme algunas veces pero nunca se lo permití. Me arrepiento de eso siempre.
Después de morir papá, mamá se convirtió en una alcohólica que estaba furiosa con todo el mundo. La mujer bella y cariñosa que era murió con papá. La última vez que hable con ella estaba dolida por hacer que mi hermana y yo nos hiciéramos cargo de todo para vivir. Así que hice lo que era natural en mí, escapar de mis problemas y miedos corriendo en el bosque.
Cuando las mataron --- cuando tuve que enterrarlas con mis propias manos sentí que ya no tenía nada por que vivir, ni razón para seguir aquí. Así que me puse mi mejor vestido y decidí ir a encontrar mi muerte.
Me dirigí al bar de Sullivan justo al lado del cementerio donde todos los de mi tipo estaban enterrados. Sabía que entrar en el bar era morir pero estaba cansada de vivir, por lo que decidí no postergarlo más y descansar ahora mismo
Miro mi reloj solo son las 7:00 p.m no habrá nadie hasta las 10:00 p.m. Cuando salen los trabajadores de la fábrica. Así que tengo tiempo suficiente para una última cena. Me dirijo con la frente en alto al bar. Como pensaba estaba vacío, puedo ver la mirada triste del dueño del bar el señor Sullivan. Cuando papa vivía nos regalaba helado todos los domingos después de ir a la iglesia y siempre ponía la canción de Eric Clapton por la cual mi padre me puso Layla.
-No deberías estar aquí Layla, los hombres del señor Smith te mataran por venir aquí- dijo con vos cansada y una mirada tan triste que helo mi sangre. No podía culparlo por estar triste. Uno de los jóvenes que mató el extraño era su hijo. El chico que crió desde que era pequeño, porque su esposa murió dando a luz al niño. Aun lo recuerdo, su nombre era Bart, fue el capitán del equipo de baloncesto. Un chico que siempre estuvo enamorado de Susi.
-No me importa señor Sullivan ya no tengo nada aquí por lo que seguir-contesto sentándome en la barra principal. El estado actual de la barra es deplorable, no se parece en nada a cuando era niña, mucho cambia en diez años. La que antes era una barra impecable, ahora está sucia y con solo cuatro asientos, sin daños decido sentarme en el de la derecha-antes de que vengan por mi ¿podría servirme por favor una hamburguesa con queso con muchos aros de cebolla y papas?
El señor Sullivan no hace nada solo me mira por un largo minuto, luego por un segundo puedo ver en sus ojos al antiguo él.
-De acuerdo Layla si eso quieres-dijo con la vos cansada mientras se dirige a la cocina del bar, a preparar mi pedido. El bar estaba completamente solo, no había ni un alma en todo el lugar, solo somos yo, la música y el olor a licor. Aun con la radio podía escuchar al señor Sullivan preparando mi pedido, una de las ventajas de ser un lobo es el oído. Veía los collares y dagas de plata colgados en todas las paredes del bar como un recordatorio a los míos de lo que pasaba si iban alguna vez al pueblo. Todo está tranquilo hasta que escucho un auto acercarse hacia aquí. Y veinte minutos después…
-Te dije que debíamos pedir direcciones genio-escucho un grito proveniente de la puerta del bar. Volví la mirada para ver a un chico de unos diecinueve tal ves veinte años entrando en el bar. Él es wow no hay otra palabra para describirlo, era alto, 1.90 tal vez más de estatura, con unos ojos cafés como nada que haya visto antes, parecían casi infinitos, una cara digna de un modelo y el pelo negro, algo largo pero sin verse para nada mal. Tiene unos músculos que son fácilmente visibles bajo su camisa de “the ramones”. Me quedo sin aliento cuando lo veo .Parece que no viene solo detrás de él hay un chico que es bajo, le llega a los hombros al guapo, usa gafas, tiene el pelo de forma desastrosa color castaño algo delgado con una camisa de “star wars” de manga larga. No podían ser más diferentes, el segundo es como el estereotipo de nerd clásico que miraba en las películas de adolescentes junto con Susi, mientras que el primero es como un modelo.
-No es mi culpa que no hayas tomado la salida correcta en la autopista, tu ibas manejando Alex-contesta el nerd con calma.
Dejan de discutir cuando miran hacia mí, puedo notar que un segundo están alterados y al otro actúan como si nada.
-¿Puedo ayudarlos jóvenes?- preguntó el viejo señor Sullivan mirándolos con curiosidad desde la puerta de la cocina. Como culparlos desde que se abrió la autopista en los 70s nuestro pueblo no es muy visitado, solo tenemos turistas cuando alguien se pierde, lo que es obviamente su caso.
-Buenas noches señor, mi amigo y yo nos hemos perdido y me preguntaba si podía hacernos el favor de darnos indicaciones-dijo el pequeño de forma educada. El señor Sullivan no se esperaba una respuesta así de amable,generalmente al bar ahora solo vienen moteciclistas rebeldes o criminales, por lo que tardo unos segundo en contestar.
-Seguro no hay problema ¿a donde se dirigen chicos?-les preguntó mientras servía mi hamburguesa con aros y papas frente a mí.
-A la capital señor, pero nos perdimos porque alguien olvidó el mapa en la gasolinera-dijo el guapo mirando con molestia al pequeño.
-Ya para con eso hombre, no fue mi culpa que no te quisieras detener hasta ahora para pedir instrucciones-respondió el pequeño comenzando a molestarse.
Y así continuaron por unos minutos más hasta que se quedan mirando desafiantemente entre ellos y se calman. No me explico como el grande no pone en su lugar al pequeño.
-Bueno chicos si quieren llegar a la capital solo deben tomar la carretera 55 a la salida del pueblo y seguir durante unos cuarenta minutos hasta llegar a la desviación de la interestatal-les explicó el señor Sullivan.
-Genial, muchas gracias señor. Ves Alex, preguntando se llega a roma-dijo el pequeño con tranquilidad.
-Si, como sea. Ya que nos detuvimos deberíamos comer algo ¿no? es un largo camino hasta la capital-dijo el guapo caminando hacia la barra. Oh rayos viene hacia mí. Por mala fortuna o suerte, ambos se sientan a dos lugares de donde estoy yo. En estos momentos odio como el señor Sullivan a descuidado su bar.
-¿Podría darnos dos hamburguesas, una sin queso con extra papas y cebollas ambas, por favor?-pregunto el pequeño que era el más cercano a mí.
El señor Sullivan dudó un segundo, se lo que está pensando, quiere a los chicos fuera de aquí antes de que vengan por mí y sean testigos de mi muerte. Da un rápido vistazo al reloj son solo las 7:35, faltan más de dos horas para que salgan los hombres de la fábrica y vengan por mí. Tiempo de sobra para que se vayan. Parece que el señor Sullivan piensa lo mismo porque les dice:
-¿Y de beber chicos? solo recuerden no les puedo dar cerveza-dijo el señor Sullivan detrás de la barra.
-Está bien, dos sodas por favor-dijo el pequeño mientras buscaba algo en el local mirando las paredes.
Tengo mi hamburguesa frente a mí pero no puedo comer. Saber que vas morir es pésimo para el apetito. Por unos minutos solo me quedo viendo mi plato de comida sin prestar atención a lo que me rodea, recuerdo a mi familia y siento una punzada horrible en mi estómago. Dios de verdad que no es fácil ser valiente sabiendo que vas a morir, vuelvo a mirar el reloj 7:59, si me voy ahora tal vez pueda irme lejos de aquí, pero me detengo de seguir pensando eso ¿qué caso tiene regresar a casa? si estará sola para siempre conmigo y mis recuerdos. No, tomé una decisión. Al menos yo seré la que elija cuando morir y decido que sea hoy después de comer mi deliciosa última cena.
-Ten usa mi pañuelo-dice una vos detrás de mí, dándome un susto de muerte. Miro rápidamente hacia atrás para ver al pequeño ofreciéndome un pañuelo con motivos de los “X-MEN”. En ese momento me doy cuenta que había lágrimas en mi cara. Dios como no me di cuenta de eso, tomo el pañuelo rápidamente y limpio mi cara antes de que el señor Sullivan regrese con sus pedidos.
-¿Te encuentras bien?-dijo con una mirada de lástima, cosa que odié con todas mis fuerzas, no quería que nadie me viera débil, muchos menos alguien que no conozco.
-No pasa nada, solo alergia-miento con mi mejor cara de póker, veo que no me cree pero no importa, no lo conozco. Estoy por darle su pañuelo de vuelta, pero no lo hago porque me doy cuenta que esta todo arruinado con mis lágrimas. Así que lo guardo en mi bolsa, pienso que luego se lo devolveré pero recuerdo que no será posible.
-Está bien-duda un segundo- soy Eric y el grandote en la barra es Alex. Puedes quedarte con el pañuelo, no importa, ¿me puedes decir tu nombre?-dice mirándome con una expresión tranquila.
Dudo un segundo no creo que deba conversar con él, pero qué diablos si va ser mi última cena será mejor que no la coma sola, tal vez hablar con ellos haga que olvide un poco mi miedo. Tal vez.
-Hola Eric, me llamo Layla-digo mientras extiendo mi mano hacia él-lamento haber arruinado tu pañuelo.-
Él no dice nada solo sonríe y me devuelve el apretón de manos, rayos es extraño sentir el toque de otra persona.
-No te preocupes es una baratija, ¿te molesta que te acompañemos en tu cena?-dice mientras Alex el guapo le da una mirada extraña, solo es un segundo pero la veo. Me da una extraña sensación en la espina dorsal como si algo estuviera por pasar pero no sé qué.
-Aquí está sus pedidos chicos-dice el señor Sullivan saliendo de la cocina y colocando dos platos enfrente de ellos –gracias- respondieron al unísono.
Y así como mi última cena acompañado de dos desconocidos. Al principio la platicamos de tonterías como el clima y ese tipo de cosas, luego descubro que Eric el nerd es un estudiante de ingeniería y Alex el guapo es un estudiante de derecho. Ambos son amigos desde pequeños, en este momento se encuentran de viaje hacia la capital por un viaje para conocer el país vía carretera. Es genial hablar con alguien, había olvidado lo habladora que solía ser de pequeña. Preguntan cosas sobre mí pero miento en casi todo, les hago creer que soy la chica más feliz del mundo, parecen creérselo así que continuo hasta que me doy cuenta que ya son las 9:00, demonios que rápido pasó el tiempo
Puedo ver al señor Sullivan lanzándome miradas preocupadas desde la barra, ni el ni yo queremos a estos chicos aquí cuando el señor Smith mande a sus matones por mí. Le lanzo una mirada al señor Sullivan para que los saque de aquí, por suerte parece que la entiende así que se acerca y dice.
-Lo siento chicos pero voy a cerrar, será mejor que sigan su camino aho-pero no término de hablar…
Todo se queda en silencio cuando el señor Smith y sus hombres entraron. Igual que en una película todos venían vestidos como motociclistas, su vestimenta de siempre, eran seis de ellos. El señor Smith es un hombre grande con muchas cicatrices y tatuajes por todo su cuerpo. Cuando su hija murió por manos del extraño se empezó a dedicar a matarnos. Dios no creí que se atreverían a atacarme aquí enfrente de los Alex y Eric. No tenía miedo pero ahora me sentía avergonzada de que los chicos observaran.
-Señor Smith por favor no aquí-dije viendo como los ojos de Eric me lanzaron una mirada que preguntaba que pasaba.
-Ha llegado tu hora Layla-dijo simplemente mirando a los chicos en la barra.
-Señor Sullivan por favor, al menos deje que los chicos se vayan ellos no tienen nada que ver en esto-dijo detrás de la barra el señor Sullivan tratando de evitar que los chicos vieran como muero.
De pronto comienzo a sentirme enferma, como aquellas vez de niña que mi madre puso la cruz de plata en mi brazo, no puede ser como paso esto, de pronto lo entiendo: en mi comida había plata. En mi comida y en el aire era tan poca que la confundía con el dolor de mi brazo. Uno de los hombres me tomo por los hombros y me lanzo en medio del bar sin que pudiera hacer nada. Alcanzo a divisar como Eric y Alex se lanzan para tratar de ayudarme pero uno de los hombres del señor Smith les apunta con una escopeta y los hace detenerse. Apenas me puedo mantener consiente, por favor dios si estas hay no dejes que las únicas personas decentes en todo este maldito pueblo vean como muero.
-Señor Smith por favor estos chicos no tienen que ver nada en esto, déjelos ir se lo ruego, ellos no tienen por qué ver esto-dijo el señor Sullivan acercándose al motero que apuntaba hacia los chicos. Hasta que lo golpeó con la culeta de la escopeta en medio del rostro y lo dejo tirado.
-No te metas en esto viejo, ¿crees que no me he dado cuenta que has intentado matarla con plata? las abominaciones como ella deben morir lentamente, no rápido- grito el señor Smith lleno de rabia por el intento de limitar mi dolor por parte del señor Sullivan.- además es educativo que esos niños vean de primera mano lo que acecha en la noche.
Puedo ver como Alex sostiene con fuerza a Eric. Los observo y me sorprende, en sus miradas no hay rastro de emoción, es como si fueran unas estatuas. ¿Acaso también ellos creían que debía morir por ser lo que soy? Dios por favor traté de ser una buena chica, por favor has que sea rápido para poder volver a ver a mi familia.
-Elije chica, ¿daga o una bala?, elige de qué modo quieres irte-dijo uno de los moteros del señor Smith-tú tienes la maldición del lobo y Dios odia a las abominaciones niña.
No sé qué hacer, estoy muy débil así que me pongo a rezar en vos alta cuando cierro los ojos y espero morir.
-Tienes que estar bromeando niña, ¿de verdad crees que dios aceptara el alma de una criatura inmunda como tú?-grito el señor Smith aún más furioso que antes.
-Todos somos hijos de Dios, además siempre traté de ser una buena chica, jamás he matado a ninguna persona, y solo mataba cuando era lobo para comer, así que estoy segura que Dios recibirá mi alma- dije con lo único de fuerzas que me quedaban sin abrir los ojos. Y así espere hasta que escuche el disparo sin poder hacer nada para detenerlo.
Pero en lugar de morir sentí unos brazos levantarme del suelo para colocarme con delicadeza en el piso, y de pronto todo se llenó de ruido.
Abrí los ojos y observe algo que me dejo sin habla, Alex golpeando a cuatro de los moteros con unos movimientos sacados de una película de bruce lee. Y a Eric delante de mí desarmando a un motero y golpeando al señor Smith con fuerza. Todo ocurrió en menos de un minuto, demasiado rápido aun con mi visión
-Malditos niños como se atreven a meterse en mi camino- dijo el señor Smith saliendo rápidamente del bar mientras sus matones recibían una paliza brutal.
-¿Estas bien?-pregunto Eric levantándome del suelo como si fuera pluma y colocándome en una silla. Mil preguntas rondan mi cabeza, ¿Qué rayos acaba de pasar? Hace un segundo estaba por morir a manos de los motociclistas y ahora ellos están inconscientes en el piso.
-¿Cómo …. Es que….no entiendo porque… ustedes….-balbuceo palabras sin sentido hasta que me vuelvo a sentir enferma por la plata.
-Tranquila chica no te esfuerces-dijo Alex mientras levanta al herido señor Sullivan.
-Responde mi pregunta Layla cuando te transformas ¿eres totalmente lobo o mantienes forma casi humana?-me pregunta Eric sacando algunos frascos de quien sabe dónde, mi cabeza me está matando. ¿Qué rayos quiere decir?, como que forma casi humana eso solo pasa en las películas baratas clase B.
-Por favor responde mi pregunta, no hay tiempo-dice con más insistencia que antes. Lo observo un segundo, dudo pero veo preocupación genuina en sus ojos así que respondo.
-Cu..ando ca..a..a..m.bio soy total…me..e..ente lobo-le digo en un susurro y-Y pierdo el conocimiento, es solo un segundo. Cuando siento ardor en mi brazo derecho. Toma toda mi fuerza pero abro los ojos y veo a Eric dándome una inyección en el brazo.
-Quédate conmigo es peligroso que te duermas-dice con un vos tranquila, casi como escuchar el agua correr en el rio. Estoy a punto de cerrar los ojos pero él no me deja dormir. Comienzo a sentirme peor, a sudar mucho, a dejar de sentir todo y luego nada. De repente me siento bien como nueva, es extraño. Puedo abrir los ojos y veo que ya está amaneciendo a través de una ventana, que eso no es posible, hace minutos solo eran las 9:00 p.m. el tiempo no pasa tan rápido.
Me levanto y observo a mi alrededor, no sé dónde estoy, siento una punzada de dolor en mi brazo mi cruz ya no está, el miedo me invade, que rayos, hace un segundo estaba muriendo y ahora estoy en una lujosa suite de hotel.
Miro a mí alrededor y sobre una mesa alrededor de mi cama hay una nota, la tomo inmediatamente y la leo.

Layla

Sentimos no estar más contigo para ayudarte pero era peligroso que siguieras con nosotros. La suite del hotel está pagada por la próxima semana, descansa ¿entendido?. En el closet hay una maleta con 45 mil dólares, úsalos para que empieces tu vida en otro lado. En la bolsa superior derecha hay unas llaves de un carro en el estacionamiento del hotel, es tuyo el auto y el dinero, esperamos que te ayuden. Suerte, sentimos no poder despedirnos pero debemos ponernos en camino.
Me entere de lo de tu familia, lo entiendo pero en lugar de morir para reunirte con ellos, vive por ellos es lo ellos hubieran querido.

PD:-deberías ir a ver a tu tío, la familia es importante.

Atte. Eric.

Mi cerebro trata de procesar toda la información, ¿como rayos hachos sabían de mi tío?,¿porque me ayudaron?, ¿donde fueron?, ¿como que me ponían en peligro?, ¿que eran ellos?. Tenía dudas pero por una vez me sentí en paz con la gente. Tal vez deba ir a ver a mi tío. Pero lo que hago todo el día es llorar de tristesa por mi familia y de alegría por seguir viva.
Volver arriba Ir abajo
Neftali de Moctezuma
Estudiante de Yellow Fire
avatar

Humor : neutral
Empleo /Ocio : música y leer son mi mayores pasiones
Localización : donde me manden
Mensajes : 173
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/03/2011

MensajeTema: Re: Encuentros aleatorios   Dom Abr 03, 2011 9:02 pm

CAPITULO 2

AMIGAS UNIDAS

No hay nada mejor para arruinar tu semana que tus dos mejores amigas en el mundo se propongan a buscarte pareja, sin preguntar tu opinión al respecto.

-No te ofendas Lucy, pero no creo que Sarah necesite conocer un montón de ratones de biblioteca- dijo Anna señalando el gran número de libros que tenía Lucy regados en toda la barra del café. Inmediatamente Lucy le da una mirada asesina a Anna pero no dice nada.

-Lo que Sarah necesita es conocer algunos galanes, con sonrisa perfecta y músculos de acero- dijo Anna como si estuviera describiendo sus zapatos favoritos con una gran sonrisa.

-Vamos Anna lo último que Sarah necesita en estos momentos es un parva de gorilas descerebrados- contesto Lucy mirando desafiante a Anna. Genial lo que me faltaba, la tercera guerra mundial solo por decidir con quién debería salir, esto va acabar feo para mí al menos.

-Sabes solo porque sean guapos, no significa que sean unos idiotas. No serán unos genios como tú o tus compañeros de clase, pero saben lo que una chica quiere- casi grito Anna – además no creo que Sarah necesite un montón de genios que de seguro en su vida han salido con una chica.- Lucy parecía a punto de explotar.

-Eres imposible Sarah, solo porque los chicos de mis clases no sean unos tipos sacados de una revista de modelaje, no significa que no sepan lo que una chica necesita. Además por el hecho de ser inteligentes no los convierte en unos ineptos con respecto a las chicas ni en unos adefesios- grito Lucy antes de tomar aire y continuar- o debo recordarte que si no fuera porque voy a esas clases con “genios”- dijo Lucy asiendo comillas en el aire- tal vez no hubieras conocido a Jack, yo te lo presente ¿recuerdas?

Rayos, ese fue un golpe bajo, Anna va a matar a Lucy. La observo unos segundos, esto es raro, no parece que fuera a matarla. Abre la boca para decir algo pero no lo hace, parece que no tiene nada que decir lo cual es tan raro como un arcoíris en un día soleado, casi parece que estuviera razonando lo que le dijo hace un segundo. La observo unos segundos más hasta que asiente. No lo puedo creer se dio por vencida casi sin resistencia, de las discusiones esta es la más corta que han tenido desde que las conozco. Una vez que empiezan pueden durar horas discutiendo sin detenerse. Aún recuerdo la primera vez que discutieron sobre algo, fue sobre una tontería no recuerdo si era porque vestido debía usar en una

fiesta o que película debíamos ver en el cine. No importa solo recuerdo que la discusión duró horas que se convirtieron literalmente en una eternidad para mí.

Lucy no dice nada más, no lo necesita, sabe que Anna no tiene ningún argumento contra eso. De hecho tiene toda la razón ahora que lo pienso, si no fuera por ella Anna no hubiera conocido a Jack. Recuerdo bien esa noche por dos cosas: porque Anna conoció a Jack y fue cuando por poco atrape a Lucy con un chico.

HACE TRES MESES

Anna y yo nos encontrábamos en el bar del campus tomando unas copas para celebrar que habían terminado las semanas de examen que fueron para nosotras dos semanas sin nada de diversión y demasiado trabajo. Era genial poder pasar algo de tiempo solas, solo éramos Anna, yo, y los chicos que trataban de conseguir algo con Anna, que para mí mala fortuna abundaban en el bar. Pero tenía sus ventajas, grandes ventajas; como por ejemplo margaritas gratis, por que no faltaban en nuestra mesa gracias al montón de hombres que mandaban bebidas a nuestra mesa para ganar la atención de Anna, pero lo cual tenía horribles desventajas. Estar cerca de Anna era igual a ser casi invisible para los demás. No me mal entiendan es como una hermana para mí, pero a veces estar con ella es igual a casi no conseguir nada de atención para ti. Cuando no has tenido una cita decente en meses se convierte en una situación desesperante. Pero bueno continuemos. La noche ocurrió como de costumbre, un montón de tipos tratando de ligar a Anna y ella simplemente diciéndoles que no como siempre. Yo y ella esperando a la como siempre impuntual Lucy, y Anna seguía rechazando todos los intentos de los chicos del bar.

Ella siempre rechazando a casi todos sus pretendientes era algo habitual, pocas veces accedía a salir con algún pretendiente, por lo general sus elecciones eran muy aleatorias. Un mes salía con un niño rico, otra con un artista medio hippie, algunas veces con un rockero de alguna banda y otras más con algún genio, todos ellos compartían algo en común: eran en una palabra modelos, eran casi perfectos físicamente que es el principal requerimiento que cualquier hombre debía cumplir para salir con Anna. No es que sea una superficial que solo le importe la apariencia, solo digamos que tiene estándares muy altos. Bueno todo siguió hasta que por fin Lucy se dignó a aparecer como una hora tarde, pero no venía sola, venia acompañada por Jack vistiendo su camisa con algún eslogan ingenioso como “Mientras ellos te prometen la luna, nosotros te garantizamos la Tierra” y su amigo latino cuyo nombre no recuerdo por las margaritas de esa noche. Lucy caminaba alegremente hacia nosotras vestida como siempre con su ropa en un estado casi perfecto, seguida por los dos chicos pude ver como Anna desde que Jack entró hasta que llegó a nuestra mesa no dejó de seguirlo con la vista.

-Perdonen chicas, siento llegar tarde pero mi último examen práctico de química duró más de lo esperado y tarde demasiado en terminarlo- dijo Lucy bastante agitada sentándose en nuestra mesa- por cierto él es Jack- Un chico más alto que yo, con cabello negro, los ojos color chocolate con cuerpo y cara de una obra de arte lo juro es casi un ángel.

-Mucho gusto chicas, un placer conocerlas- dijo sentándose en la mesa con nosotras. Luego su amigo se presentó pero la verdad no recuerdo nada de él, tan rápido como se presentó se salió con Lucy del bar, mientras Anna coqueteaba descaradamente con Jack y yo estaba jugando villar con algunos compañeros de clase. En fin para acortar la historia, Lucy y yo regresamos a nuestra mesa después de 30 minutos y vimos lo que esperábamos a Jack y Anna dejando el bar para tener “privacidad” mientras Lucy parecía un poco alterada y nerviosa con una mirada extraña en su cara que no pude descifrar, tenía una idea del por qué, así que comenzamos a hablar.

-¿Dime Lucy hay algo entre ese chico latino y tú?- pregunto mirándola pícaramente. Lucy se sorprende un segundo.

-Claro que no, solo es un compañero de mi clase de cálculo, somos amigos eso es todo- negó rápidamente, tomando un poco de su bebida. Lucy es un genio en muchas cosas pero es algo despistada.

-¿Te das cuenta que tu falda esta arrugada y tu pelo mal peinado verdad?- le digo mientras se atraganta con su bebida. Y rápidamente arregla su falda y cabello.

-No..o es lo que parece Sarah- contesto rápidamente visiblemente alterada- no es que hayamos salido del bar para tener algo de tiempo a solas ni nada por el estilo.

-Así entonces ¿porque tardaste cuando saliste con él del bar entonces?- pregunte dándole una mirada de que quiero detalles.

Pasaron unos minutos y Lucy no dijo nada, algo le preocupaba pero no supe que con exactitud, parece que las cosas con ese chico realmente iban en serio. Eso definitivamente no lo esperaba.

-Bueno está bien, lo confieso me atrapaste, salimos del bar para poder estar a solas- confeso plenamente Lucy pero sentía que mentía en algo, debe ser que no quiere entrar en detalles, así es ella, no la presione más y disfrutamos del resto de la noche.

-Está bien Lucy, tienes razón- da un respiro resignada- Sarah necesita conocer diferentes tipos de chicos, tú propones algunos, yo otros y que ella elija.

-Me parece bien y sin importar a quien elija nadie se quejará ¿de acuerdo?- dijo Lucy tranquilamente- ya sea uno de tus chicos o los míos- dijo extendiendo su mano para estrecharla.

-De acuerdo come libros, que gane la mejor- dijo sonriendo mientras apretaba su mano. Solo hay un problema ¿en que momento accedí a todo esto?

-¡Oigan! ¿Porqué hacen de mi vida sentimental una competencia?- les digo mirándolas algo molesta.

-Porque es por tu bien Sarah-dijeron al unísono dándome una mirada de que no tenía opción. Esto es simplemente grandioso, mis mejores amigas unidas con un mismo fin para conseguirme pareja. ¿Como podría salir mal? (sarcasmo), ¡a veces la vida apesta¡.
Volver arriba Ir abajo
Anelisse Lyra Halliwell
Estudiante de Blue Fire
avatar

Humor : Angelical?
Empleo /Ocio : Estudiante
Mensajes : 586
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 30/03/2011

MensajeTema: Re: Encuentros aleatorios   Dom Abr 03, 2011 10:11 pm

O_O en cuando tenga un moment lo leo y te dejo coment.....
Volver arriba Ir abajo
Neftali de Moctezuma
Estudiante de Yellow Fire
avatar

Humor : neutral
Empleo /Ocio : música y leer son mi mayores pasiones
Localización : donde me manden
Mensajes : 173
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/03/2011

MensajeTema: Re: Encuentros aleatorios   Mar Abr 12, 2011 12:44 am

CAPÍTULO 3

DÍA EN EL MOTEL

No hay nada en el mundo como el olor a café en la mañana, tal vez sea un cliché pero mi día no comienza hasta que tenga un café frente de mí. Tal vez sea su sabor amargo o incluso su olor tan particular pero siempre tiene algo que me hace despertar, aunque a veces no lo necesite realmente, sobre todo ahora que puedo trabajar muchos días sin cansarme, pero bueno, con el café empieza mi día.

—¿Encontraste algo genio? —me pregunto Alex, tranquilamente desde la ventana del motel donde nos hemos quedado a pasar la noche. Mientras limpia su katana como cada día desde que se la regalaron.

—Por última ves hombre cómo te dije hace 5 minutos no he encontrado nada aún —dije con cansancio. Hemos estado en esto los últimos dos meses prácticamente sin descanso, recorriendo el país de la forma más rápida que podemos conseguir. La verdad es que no tendremos mucha fuerza para continuar a este paso y habernos hospedado en un motel en las afueras donde sólo están las cucarachas, la anciana extraña y nosotros como habitantes no ayuda.

—Tenemos qué encontrarla —Alex dijo con una preocupación poco común sosteniendo su katana sobre su cabeza.

—Lo aremos te lo prometo —me detengo, se qué lo que voy a decirle no le gustara —pero si la compañía llega a ella antes que nosotros no habrán muchas esperanzas, no olvides que ya hemos encontrada muchas personas que probablemente eran la que buscábamos pero que no lo eran al final. “Esto se va a poner feo”. —Pero mientras más tiempo pasé las posibilidades de hallarla antes cada vez se reducen más.

—¡No te atrevas a decir eso! —dijo saltando prácticamente listo para matar. Puedo ver como aprieta sus nudillos con fuerza a su katana y aprieta los dientes. ¡O rayos lo que nos faltaba, pelear entre nosotros! Alex es un tipo alto y corpulento lo conozco desde niño. Se de primera mano lo que puede hacer cuando pelea.

—¡Alex cálmate! La compañía lo más probable es que ni siquiera sepa de ella, pero debemos ser cuidadosos, un paso en falso será el fin para todos esto. —¿Eso es lo qué quieres? Puedo ver que eso lo deja tranquilo lo suficiente para que se siente y pueda seguir trabajando.

—No, pero vamos qué tan difícil es encontrar a alguien de nombre Sarah nacida hace como 20 años sin el nombre del padre en el acta de nacimiento. ¡Tienes qué estar bromeando!.

—Alex no sé si sepas esto pero… —dije, “esto no le va a gustar”. —Hay cerca de 3.000 personas nacidas entre esas fecha de sexo femenino con esas características, además no es como si fuera muy fácil hackear la base de datos del seguro social sin que se den cuenta. “A veces Alex no piensa antes de actuar”.

Alex no me mira sé que entiende lo que le digo, pero no es la persona más paciente del mundo.

—No podemos fallarle Eric —dijo.

—Lo se demonios, de verdad lo sé. “No podemos fallarle”.

Pasaron algunos minutos, y regresó a revisar toda la información que encontré de algunas jóvenes llamadas Sarah. Encontró una que promete y el vuelve a mirar por la ventana mientras revisa sus municiones, aunque es pleno día no podemos bajar la guardia el mundo es un lugar demasiado peligroso y no sabemos quién es amigo o enemigo, así que básicamente estar en una gran ciudad es un peligro, pero no es como si tuviera muchas opciones, la chica es demasiado importante como para permitir que algo le pase aunque lo más probable es que ella no sepa aún lo importante que es. “Oh demonios eso fue rápido”.

—Alex —dije en un susurro cuando salto de mi silla y tiro mi café por la alfombra vieja del motel.

No dice nada sólo asiente poniendo las pocas cosas que podemos salvar en una maleta, mi ordenador, toda la munición que podamos cargar y todos los juguetes para cosas raras que hallemos en el camino. Tenemos como 4 minutos a lo mucho antes de que empiece la fiesta.

—¿Crees qué hayan mandado algo no humano? —me pregunto preparando su arma y katana.

—Lo dudo mucho no se expondrían tanto a plena luz del día pero no hay forma de estar seguro hasta que hagan su movida —doy un suspiro mientras cargo mis dos pistolas USP con balas de salva, “esto no le va a gustar ni un poco” —Pero promete que no mataras a nadie, lo más probable es que la compañía le haya hecho creer a alguna agencia gubernamental que somos terroristas o un peligro serio.

—De ninguna maldita manera puedo prometer eso —dice visiblemente irritado.

—Alex escúchame —espero a obtener su atención antes de continuar, no puedo arriesgarme a que alguien más me escuche.

—¿Puedes leer mis labios? —Él asiente.

—Bien —dije.

—Mira la chica probablemente está a unos 30 km de aquí en la universidad lo más probable es que ellos no sepan de ella si no, no estarían aquí, así que saldremos de aquí, atraeré su atención tú te iras de aquí sin mí, nos separaremos y nos encontraremos en la universidad en 12 horas si no llego a tiempo significa que no lo logre, encuentra a la chica y sácala de ahí ¿Entendido?” Lo miro dudar esto no es bueno, no queda tiempo ya.

—De acuerdo —dice por fin sin verse muy convencido. La verdad no importa si esta convencido mientras lo haga.

—Trata de no morir hermano y gracias por el café —le digo tratando de poner un poco de humor a una situación de la que tal vez no salgamos los dos.

Puedo escuchar los rifles de asalto HK416 siendo cargados. Demonios de verdad nos quieren muertos, para utilizar ese tipo de armamento a plena luz de día.

—Tenemos que salir de aquí antes de que las personas salgan heridas por nuestra culpa, todo comenzara rápido en un segundo.

Decido comenzar antes de que ellos lo hagan. Entró en movimiento. Le doy la maleta a Alex y pongo mis pistolas en mi cinturón, un instante después salto a través de la ventana del motel puedo ver que no se lo esperaban. Alcanzó a divisar unos 14 soldados, por suerte parecen ser todos humanos, salto atrás de un coche cuando empiezo a oír los disparos sobre mi cabeza, espero mi oportunidad y regreso al frente derribando a dos soldados con mis balas de salva, hiriéndolos a través de sus chalecos, mientras los demás tratan de cubrirse.

Puedo ver que Alex ya se ha ido sin ningún problema, ahora puedo acabar con esto, antes de que ellos pudieran ajustarme como su objetivo de nuevo. Aterrizó en su centro colocando mis pies sobre uno de ellos que intento abrir fuego primero, y cogí el rifle del hombre jalando el arma fuera de él. Hubo un fuerte sonido “crack” mientras el hombro del hombre se dislocaba. El herido tropezó hacia adelante, fuera de balance. Gire el rifle y encajé la culata sobre el costado del soldado. El hombre exhaló explosivamente al romperle sus costillas. Gruñó, y cayó hacia el suelo, inconscientemente. Gire hacia el otro soldado del franco izquierdo, nivele el arma hacia la cabeza del hombre instantáneamente. Lo tenía en la mira, un reflejo natural en mí, no podía matarle sólo hacia su trabajo, por suerte aún tenía tiempo el soldado no estaba en posición. Parecía moverse en cámara lenta. “Demasiado lenta”. Arremetí con la culata del rifle de nuevo lo más suave que pude. La cabeza se le quebró súbitamente hacia atrás por el golpe. El soldado termino estrellándose contra el suelo.

Pude escuchar que dos hombre en el suelo me tenían en la mira “mierda” no los había visto error de novato. Me tienen a tiro. Ambos dispararon, pude ponerme a cubierto a penas cuando los escucho gritar un segundo después. Esto no puede ser, miró con horror como ambos hombres caen con las gargantas desgarradas al suelo frente a mí. Corro hacia ellos para tomarles el pulso. Maldición están muertos.

Estos hombres eran hijos de alguien, tal vez tenían esposa, hijos y ahora están muertos.

—¿Por qué lo hicieron estaban de su lado? —exigí a las sombras del motel.

—Solo eran niño humanos desechables como todos los de tu clase—contesto un hombre de unos 25 años con ojos azules y tez pálida, con aspecto de hippie vampiro sin duda.

Esto no está bien ¿A qué clan pertenece?, ¿Cómo es que puede andar bajo la luz del sol? Cada respuesta me hace darme cuenta de lo jodido que estoy ahora.

Parece que no está solo será mejor que le siga el juego. Además era obvio que no podían contigo. Así que servirían mejor de aperitivo.

Trato de alcanzar el arma que está en mi cinturón cuando por detrás alguien grita.

—No haría eso si fuera tu niño, no creo que te gustaría ver la cabeza de la anciana en la calle, “genial no vino solo”, detrás de mí puedo observar una mujer regordeta sosteniendo a la anciana inconsciente, rayos me quede sin opciones. Me detengo antes de desenfundar.

—Bien niño juega bien y morirás rápido. —Puedo ver su sonrisa con sus colmillos afuera. Esto se pone mejor a cada minuto.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Encuentros aleatorios   

Volver arriba Ir abajo
 
Encuentros aleatorios
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Tutorial 2: Cofres aleatorios

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Hellfire Academy :: Di Tutto :: Fan Fic's-
Cambiar a: